Mora sigue vinculado al fútbol como DT

El Conde Mora enseña fútbol a niños en Bolívar
martes, 26 de noviembre de 2019 · 22:31

La vida de Christian Mora dio un giro tras volver de China (donde jugó hasta 2017). Fuertes dolores de cabeza, visión borrosa y cambios de comportamiento alertaron a sus familiares con el golero de clubes como Liga de Quito, El Nacional y Macará.

Los médicos le detectaron un tumor en el cerebelo que debía ser extraído con urgencia. Los riesgos de la intervención quirúrgica eran altos. Mora podía quedar en estado vegetativo, perder la movilidad de sus extremidades o morir.

En entrevista con diario El Comercio, Yessenia Pazmiño esposa de Mora confesó: “Fue una etapa dura de nuestras vidas. Todo sucedió de la noche a la mañana. Era la única que sabía, que cualquier cosa podía pasar. Preferimos no decirle nada para que no se preo­cupara”.

“La recuperación fue larga. Ahora se le olvidan algunas cosas, pero según los médicos es normal después de haber sufrido una operación en el cerebelo”, acotó.

La operación obligó a que Mora dejara definitivamente las canchas. Eso lo deprimió, tenía planes de jugar en Cumbayá FC, de Segunda Categoría. Quedaron secuelas.“Pero los médicos dijeron que ese era el menor de los males en comparación a cómo pudo terminar”, dijo Yessenia.

Mora entonces se encerró en su finca, cerca de Guaranda, donde hacía labores de hogar. Su esposa fue quien lo convenció de que siguiera ligado al fútbol de alguna forma.

Es así que el exjugador de los albos abrió una academia de fútbol, la primera que funciona en Chimbo, provincia de Bolívar. “Yo no quería poner la escuela. Fue mi esposa la que insistió en abrirla. Me daba recelo meterme en otro ámbito que no era el mío. Ahora lo disfruto”, comentó Mora.

En su academia tiene 50 alumnos y trabaja junto a tres entrenadores más, especializados en formación. Su objetivo es educar futbolistas para luego ubicarlos en los clubes de Serie A. Pero también tiene un tinte social.

Buscan que a través del fútbol los niños y jóvenes de Chimbo se alejen de las drogas, el alcohol y el sedentarismo. “La idea es que los chicos estén ocupados en actividades sanas. El objetivo es que salgan de la academia directo al fútbol profesional”, dice Mora.

Su escuela no se especializará en una sola posición. Quiere que sea integral, para que todos los alumnos aprendan conceptos básicos. Eso sí, los goleros trabajarán con Mora, quien desde el primer día les ha hablado del Mundial de Alemania 2006, de sus dos títulos con Liga de Quito (2005 y 2007) y su paso por Macará, El Nacional, Deportivo Cuenca y en el South China.