Ulises juega 3 partidos en un día en Ligas Barriales

De la Cruz se mantiene en actividad
sábado, 28 de diciembre de 2019 · 13:54

Ulises De la Cruz todavía pasea su talento. El exfutbolista de la Selección y de clubes como el Aston Villa y Birmingham City, de la Premier League de Inglaterra está activo en el fútbol barrial.

El nacido en Piquiucho y considerado uno de los mejores laterales derechos de América en el 2002, corre en las canchas de tierra de las ligas barriales de Quito. Acostumbrado a césped de primera clase y estadios enormes, ahora es fácil verle en el amateur.

Él comenzó hace cinco años. Lo hizo para ayudar a sus amigos en el equipo Independiente Conocoto. Sin embargo,ahora su agenda está copada con partidos.

El futbolista, de 45 años, confiesa que jugar un solo partido no le llena. Tiene que jugar dos o tres en un solo día para sentirse bien y no subir de peso. Sin embargo, para él, el premio es la satisfacción de seguir en lo que ama: el fútbol.

En las barriales hay equipos que tienen más nivel que otros, pero él se anima cuando ve que sus compañeros proponen, cuando el rival exige respeto y se juega buen fútbol.

Hay juegos que son más bruscos. Los jugadores se golpean más y De la Cruz culpa a los árbitros diciendo que estos protegen al más enojado o al malcriado. Eso hace al fútbol un poco grosero y resultadista. No siempre se puede ganar, y Ulises lo sabe. Está convencido de que lo más importante es jugar con amigos que cosechar victorias.

“A veces hay jugadores que no se presentan por trabajo, problemas de salud o familiares. Entonces se crea un vacío y claro que da impotencia perder, pero hay que saberlo sobrellevar y no molestarse. Hay que saber vivir el futbol”, dijo.

Cumple un entrenamiento riguroso a diario que no puede abandonar gracias a su vida de alta competencia. Él está acostumbrado a salir a trotar y entrenar todos los días para mantener el peso. Su corazón sabe la alta exigencia y lo que es el buen físico.

Al terminar los partidos le gusta compartir con la hinchada, por el cariño que le da la gente. Las señoras que venden hornado o salchipapas quieren que juegue todos los fines de semana y no le dejan ir. Es un show en la cancha y fuera de ella. Atrae a mucho público. Los fans piden fotos y se quedan a disfrutar de lo que venden. Y él no se queda atrás, a pesar de que no le gusta consumir mucha grasa, igual les hace el gasto.

Ulises piensa que las barriales es una buena escuela para empezar a hacer fútbol, por el espíritu de competencia y responsabilidad que genera.

Su mayor apoyo y compañía son su esposa e hijos, a pesar de que ya no es un campo profesional aún siguen dándole fuerza en todos los juegos.

“Creo que esto se lleva en la sangre. Desde el jueves estoy emocionado arreglando el uniforme, feliz porque voy a reunirme con amigos. Pero esto no se queda solo en el campo, sino también hacemos reuniones y preparamos alguna comida”, contó Ulises.

Tomado de Últimas Noticias

Otras Noticias