La altura no gana partidos. Boca dio cátedra de buen fútbol a LDU a 2850 metros

El cuadro argentino dejó de lado la excusa de la altura
miércoles, 21 de agosto de 2019 · 19:52

Se ha confirmado que la altura es solo una condición secundaria que utilizan -especialmente- los argentinos para encubrir derrotas o eliminaciones.

 

En el estadio Rodrigo Paz, Boca Juniors dio una clase de cómo jugar ante un rival de peso y sobre los 2850 metros a nivel del mar.

 

Comenzando con arribar directamente a Quito con dos días de anticipación, Gustavo Alfaro demostró que un buen equipo, con presión en todas sus líneas y sabiendo dosificar sus energías, podìa dar el batacazo.

 

En rueda de prensa, el entrenador argentino expresó que hizo un análisis detallado, con médicos y entrenadores que conocen el medio, de cómo jugar en Casa Blanca. Desde el tipo de zapatos que se debería utilizar hasta el tipo de respiración que deben utilizar.

 

Boca Juniors jugó un partido sumamente inteligente y dejó KO al cuadro local, asegurándose así el pase a la siguiente fase de la Copa Libertadores.