BARCELONA SC

Jonathan Álvez tendría que firmar un compromiso disciplinario con BSC

El delantero uruguayo en duda para el 2020

El regreso de Jonathan Álvez a Barcelona SC despertó la ilusión de la hinchada Canaria, pues en su primer paso logró anotar 46 goles en 88 partidos y fue clave para que el equipo llegue hasta semifinales de la Libertadores 2017.

Para el 2018 no lo pudieron sostener más y fue rumbo a Barranquilla para jugar por el Junior y luego en Brasil, donde defendió los colores del Internacional de Porto Alegre. En esos dos años solamente anotó 7 veces.

Su segunda etapa en el cuadro Canario no fue la esperada. Además de anotar solamente 3 goles, fue acusado por José Gavica de armar la "trinca" en BSC, en el partido que provocó la renuncia de Ramos, por la eliminación de Copa Ecuador ante Delfín SC.

Es por ello que la nueva directiva electa, encabezada por Alfaro Moreno, ha tomado recaudos y Álvez tendría que firmar un compromiso disciplinario si quiere quedarse en el equipo con el que tiene contrato hasta el 31 de diciembre del 2020.

El documento tendría normamentos para el Loco, como el caso de llegar a tiempo a los entrenamientos, apegarse  a los lineamientos del entrenador que decida tener BSC y evitar a toda costa las amonestaciones, pues Álvez en 10 partidos tuvo 8 tarjetas amarillas.

En tema de amonestaciones y reclamos, el uruguayo tendría que pagar por cada tarjeta que reciba, siendo entre 1200 y 1700 dólares, para así evitar que sus reclamos afecten al equipo y lo condicionen en los partidos.